Hortalizas

Cada miembro de Maná es embajador de buena voluntad de la FAO. En 2003 un donativo de Maná-Selva Negra a la FAO en Washington contribuyó para concretar el proyecto The Growing Connection: Hortalizas familiares, que con un sistema altamente ahorrador de agua y muy productivo, permite a la población más vulnerable, principalmente mujeres, hacerse cargo de cosechar verduras que, además de ayudar a la alimentación y la economía doméstica, son frescas y libres de químicos.

El proyecto es ejecutado actualmente en países como Ghana, en África, Haití, EEUU, Nicaragua y México. En México están en cuatro comunidades de la costa de Oaxaca, en la sierra Huichola y en Tuxpan, ambos en Jalisco. Todo gracias a la colaboración de Selva Negra con la Universidad de Guadalajara, investigadores y estudiantes, y claro, merced al compromiso de cada familia que particiá en el proyecto, pues debe comprometerse a aprender, aprovechar los cultivos y compartir sus conocimientos. Sierra Huichola: Haitmatisie, Tenzompa y Hakaretsie (Jalisco) Tuxpan (Jalisco) Escobilla (Oaxaca) Río Seco (Oaxaca) Agua Dulce (Oaxaca) Yerba Santa (Oaxaca) Como parte del programa que se tiene con la FAO y la Universidad de Guadalajara, su Centro Universitario de Ciencias Biológico Agropecuarias (CUCBA), nos dimos a la tarea de entregar el material necesario para la capacitación de más de 20 familias en el programa The Growing Connection, hortalizas familiares. Las familias que participaron en esta capacitación aprendieron a cultivar sus alimentos, con un método que además de favorecer a su alimentación, se creó para ahorrar un 80% de agua que habría usado una cosecha ordinaria y para que las mujeres, sobre todo, tengan al alcance alimentos para el consumo cotidiano de las familias.