Estufas ahorradoras de leña

Las estufas ahorradoras de leña representan una atinada solución que reduce los esfuerzos y riesgos por la preparación de alimentos en fogones tradicionales, principalmente mejora la salud general de la familia y aporta la protección de los recursos forestales que se utilizan para la obtención de leña. Por el momento no se conoce otra alternativa de relevancia y bien estructurada al consumo de leña y a veces ni se considera que las fuentes convencionales (gas, energía eléctrica) son improcedentes por cultura, la falta de recursos económicos y desabastecimiento en las comunidades rurales, máxime en las indígenas con alta marginación.

Con ellas se logrará reducir de un 30 a un 50% el consumo de madera con fines energéticos y se proveerá a las unidades domésticas de un sistema de cocina que evitará los problemas de salud derivados de la exposición al humo, reducir los dolores de espalda por la necesidad de que las mujeres estén encorvadas para cocinar en los fogones abiertos, que se acostumbra instalar al ras del suelo, se fomentará un manejo más higiénico de los alimentos y se contribuirá a la reducción del tiempo y energía invertidos en su obtención. Este proyecto será ejecutado con recursos federales, y este documento es el autorizado por la SEDESOL (Secretaría de Desarrollo Social) para su ejecución.