COP 16

Para Selva Negra, como para todo el mundo, es un tema central que pone en vilo no únicamente el equilibrio ecológico sino que abisma las relaciones económicas que hasta hoy hemos privilegiado los seres humanos: el lucro a toda costa, desentendernos de lo que legaremos a las generaciones futuras, en términos medio ambientales y también sociales, culturales.

La reducción de las emisiones de gases efecto invernadero es una prioridad para todas las actividades humanas, de las más domésticas y cotidianas a las que tienen que ver con el comercio, con la generación de energía eléctrica y la industria; y para que la disminución se vuelva significativa para el planeta, los acuerdos como los que persiguen las cumbres del tipo COP 16, a escala gubernamental, son vitales. No nos hacemos muchas ilusiones, la Historia es recuento constante de guerras, masacres y devastación ecológica para las que la diplomacia y sus reuniones cumbre no han sido sino marco decorativo. Sin embargo, es necesario hacer presión, echarle luz a los rincones oscuros de la administración pública. De ahí que Selva Negra pasará algunos reportes de lo que suceda en Cancún. Arturo Balderas, con quien estamos preparando un proyecto sobre calentamiento global estará allá y será nuestros ojos, nos enviará el pulso de lo que vea, de lo que perciba. Aturo Balderas Torres. Tapatío preocupado por el medio ambiente, es investigador en temas de economía ambiental, cambio climático y desarrollo sustentable; estará presente en la COP 16 como parte de la delegación de la Universidad de Twente (Países Bajos) donde su interés principal es dar seguimiento a las negociaciones de REDD+ y el Protocolo de Kyoto post-2012.